Este financiamiento nace con la finalidad de incentivar los proyectos que promuevan la protección y conservación del medio ambiente, además de la implementación de procesos de producción sostenible.

Si tienes un proyecto por realizar, este crédito es una buena opción.

Este proceso debe tener un seguimiento constante pues su propósito debe ser cumplido.

Los diferentes proyectos que se manejan son:

  • Eficiencia energética: Son los proyectos que reducen el consumo de energía eléctrica o térmica, como por ejemplo la iluminación, el aire acondicionado, refrigeración, motores, entre otros.
  • Energía renovable: Son aquellos que generan electricidad o calor a partir de fuentes naturales pero que se renuevan rápidamente.
  • Producción limpia: Son los procesos industriales capaces de reducir los residuos y la contaminación.
  • Infraestructura sostenible: Tiene que ver con la ubicación sostenible, integración de la edificación con el entorno, aprovechamiento de materiales reciclables, entre otros.

Los bancos que financian estos proyectos sostenibles normalmente tienen unos requerimientos especiales para acceder a este servicio, pero de ser aprobado el banco reconocerá una tasa más baja para el préstamo; además de brindar un sinnúmero de beneficios para los compradores y para los constructores.

La sostenibilidad es un compromiso que tenemos con el futuro, cuidemos nuestro hogar.

Comenta aquí