Este tipo de seguro tiene como finalidad cubrir los daños que se presenten en un inmueble. El valor puede variar según su cobertura, es decir, según las características de los bienes, la ubicación y valores asegurados.

Los seguros de vivienda ofrecen varias coberturas como:

  • Terremoto
  • Hurto
  • Explosión
  • Incendio
  • Granizo y daños por agua
  • Vientos fuertes

Así mismo, existen también seguros que cubren el canon de arrendamiento cuando el asegurado tenga que salir temporalmente de su hogar por algún motivo de fuerza mayor y la vivienda resultó afectada.

Cada aseguradora ofrece diferentes opciones, planes básicos y otros mucho más completos, incluso algunos de los seguros tienen asistencia para servicios de plomería, electricidad, cerrajería, entre otros. 

Probablemente no esperas que tu inmueble resulte con algún daño, pero en el caso de que ocurra lo inesperado, un seguro de vivienda puede ayudar a pagar las reparaciones; esto te dará tranquilidad y seguridad.

Comenta aquí